Theodore Kaczynski – Unabomber

admin 19 noviembre, 2016 4

Durante 18 años burló la persecución del FBI y colocó 16 bombas, llegando a ser considerado el terrorista más peligroso de la época. PhD en Matemáticas, este genio asesino (IQ de 167) aterrorizó a USA inspirado en su deseo de “una completa y permanente destrucción de la sociedad industrial moderna en cada parte del mundo”

El matemático terrorista

Unabomber de adolescente (arriba). Por su genialidad, a los 16 ingresó a Harvard y a los 20 se licenció, consiguiendo antes de los 26 un doctorado en Matemáticas.

Nació en Chicago el día 22 de mayo de 1942 y tenía un hermano menor que fue el que finalmente le denunció. Su madre, Wanda, enviudó en 1990 cuando su marido, Richard, se enteró de que tenía cancer terminal y se suicidó.

Theodore Kaczynski fue profesor de Matemáticas en la Universidad de California hasta que en 1970 decidió romper con la civilización, desde ese momento empezó su “cruzada” contra el progreso. Vivió completamente sólo en una cabaña en las montañas de Montana y desde 1978 hasta 1995 fue el hombre más buscado de América, su cabeza llegó a valer 1 millón de dólares y se le consideró el terrorista más peligroso del mundo.

Desde el año 1978 hasta 1995 colocó 16 bombas, resultando muertas 3 personas e hiriendo a otras 28. En estos momentos Theodore Kaczynski se encuentra cumpliendo una cuadruple cadena perpetua en Colorado.

Theodore Kaczynski luchaba y lucha por el regreso a la “vida salvaje” a través de “una completa y permanente destrucción de la sociedad industrial moderna en cada parte del mundo”, argumentaba que el progreso nos destruiría a todos y pretendía con sus atentados dar toques de atención a las principales personalidades y empresas.

Un equipo de especialistas del FBI interrogó a 10.000 sospechosos y se gastaron 50 millones de dólares en un intento sin éxito de detenerle. El FBI tuvo que admitir que era muy inteligente y un experto en manipulación de explosivos…

.
Sus atentados

Fue la explosión de la tercera bomba, colocada en la panza de un Boeing 727 durante un vuelo comercial realizado el 15 de noviembre de 1979, lo que llevó al FBI a involucrarse en el caso.

El primer dispositivo que colocó, una caja de cigarros que contenía cabezas de cerillas y detonadores, fue encontrada en el parking de la Universidad de Illinois (Chicago) el 25 de mayo de 1978. Esta bomba iba dirigida a un profesor del Instituto Politécnico de la Universidad, pero se reenvió a la Universidad de Northwestern, donde explotó hiriendo a un vigilante de seguridad del campus que abrió el paquete por considerarlo sospechoso.

El segundo dispositivo explotó en la Universidad de Northwestern casi un año después, el 9 de mayo de 1979, hiriendo levemente a un estudiante.

Pero fue la explosión de la tercera bomba colocada en la panza de un Boeing 727, durante un vuelo comercial entre Chicago y Washington realizado el 15 de noviembre de 1979, lo que llevó al FBI a involucrarse en el caso. La bomba la activó con un barímetro casero que había sido modificado para funcionar como un altímetro. Cuando el avión alcanzó los 35,000 pies, el dispositivo completó un circuito eléctrico que encendió una masa de pólvora. La bomba casera comenzó a arrojar humo en el compartimento. Los pasajeros jadeaban para poder respirar cuando el humo alcanzó la cabina principal. Las máscaras de oxígeno salieron a cumplir su cometido y la tripulación comenzó a prepararse para una aterrizaje forsozo en Dulles International Airport, de Virginia. Los pasajeros y la tripulación fueron evacuados por la puerta de emergencia y doce de ellos fueron enviados al hospital para ser tratados por inhalación de humo. Cuando la fuente de la explosión fue examinada, descubrieron una bomba casera – otra vez en una caja de madera – que había sido enviada por correo aéreo desde Chicago. Claramente, el bombardero no podía saber el vuelo que llevaría su paquete, así que las autoridades concluyeron que no era un ataque específico sobre American Airlines.

Esta tercera acción supuso que se conocieran las dos primeras, colocando a los federales en una larga e infructuosa búsqueda del “luddita letal” de América. Esta nueva situación no detuvo a Theodore Kaczynski que envió a Percy Wood, presidente de United Airlines, un libro bomba que le hirió el 10 junio de 1980. El ataque a Wood llevó al FBI a denominarlo con el nombre policial de “Unabomber” (“Un” proviene de University y de United Airlines, objetivos iniciales de sus ataques).

El 15/05/1985 atacó a la Boeing Corporation dejando un paquete bomba en la sala de ordenadores.

La quinta bomba fue colocada en una clase de la Universidad de Empresariales de Utah, el 8 de noviembre de 1981. Nadie salió herido. Dos meses después el 5 de mayo de 1982 una bomba hirió a una académico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville.

El 2 de julio de 1982 “Unabomber” coloca una bomba en la Universidad de California. Durante la semana de vacaciones se encontró el paquete bomba en el suelo de la cafetería del Departamento de Ingeniería del Campus de Berkeley. Un profesor de Electrónica resultó seriamente herido ya que su cara y manos se vieron muy afectadas cuando desenvolvió el paquete al confundirlo con un “instrumento de medición”.

Tres años después ataca directamente a la Boeing Corporation dejando un paquete bomba en la sala de ordenadores, el 15 de mayo de 1985, que le hizo perder un dedo de la mano derecha al estudiante de Matemáticas que lo abrió.

En menos de un mes, el 13 de junio de 1985, fue atacada por segunda vez la Boeing Corporation al recibir una bomba la oficina de Washington que fue interceptada antes de causar daños. Menos afortunado fue el ayudante de un profesor de la Universidad de Michigan, al abrir el paquete que iba dirigido al profesor el 15 de noviembre de 1985.

Cabaña donde Unabomber vivía y construía sus bombas

La siguiente bomba estaba disimulada bajo una tabla de madera y la colocó en un parking de California, al lado de un almacén de ordenadores, el 11 de diciembre de 1985. El encargado del almacén encontró la bomba y al cogerla la dobló resultando muerto. Esta es la primera acción en la que resulta muerta una persona.

El siguiente ataque fue otra vez en un almacén de ordenadores el 20 de febrero de 1987 en Salt Lake City. De nuevo resultó herido el encargado de la tienda. Una cajera aseguró haber visto a un hombre con un pasamontañas cerca del lugar, es la primera vez que el FBI está tan cerca de identificarlo. La valoración que hizo el FBI de los motivos que llevaban a “Unabomber” a colocar bombas hizo que se le viera como un “chiflado solitario” que actuaba guiado por cuestiones personales.

Después de que pasasen bastantes años sin obtener resultados, el grupo especial de operaciones del FBI dedicado a este caso fue temporalmente disuelto.

Pasaron cinco años hasta que “Unabomber” colocó dos nuevas bombas, una el 22 de junio de 1993 en la Universidad de California, la cual hirió a un genetista, y la otra colocada dos días después en la Universidad de Yale, causando ésta heridas graves al conocido programador David Gelernter.

En esta época “Unabomber” envió un comunicado al New York Times explicando que el autor de las bombas era el Freedom Club (Club de la Libertad), anarquistas anti-tecnología.

Thomas Mosser (arriba) intentó salvar la imagen de  la compañía Exxon tras el desastre ambiental de Exxon Valdez. Unabomber lo castigó con un paquete-bomba que le reventó la cabeza…

Rápidamente se reconstituyó el grupo especial de operaciones del FBI dedicado a este caso pero no pudieron hacer nada por salvarle la vida a Thomas Mosser, directivo de Burson-Marsteller, la agencia de publicidad que intentó recuperar la buena imagen de la compañía Exxon después de la catástrofe medioambiental del Exxon Valdez. La bomba fue colocada en la puerta de la casa del directivo el 10 de diciembre de 1994, que al abrirla reventó su cabeza.

El 24 de abril de 1995, una pesada caja llegó a la sede de la Sociedad Forestal de California, creyendo que podía ser una bomba y cuando la secretaria del presidente de la corporación no pudo abrirla, se la dio a su jefe a pesar de que iba dirigida al “antecesor” de éste, William Dennison. El presidente de la Sociedad Forestal de California murió debido a la explosión.

Esta fue la última acción de “Unabomber”. Dos días después, el 26 de abril de 1995, el Freedom Club envió una carta al New Tork Times. Creyendo que era otra bomba el personal del periódico entregó la carta sin abrir al FBI. La carta en realidad contenía un manifiesto.

“Unabomber” prometió que no llevaría a cabo más acciones si el manifiesto del Freedom Club “La sociedad industrial y su futuro” (aquí todos sus textos en inglés) era publicado. “Unabomber” declaró: “creemos que ha llegado el momento de publicar las ideas antitecnología”. El New York Times accedió a publicar el manifiesto.

.
Su detención

Fue David Kaczynski (arriba), el hermano de Unabomber, quien finalmente lo delató

La detención de Ted Kaczynski se debió más a una cuestión de suerte que a la labor del FBI. Su hermano David Kaczynski fue quien le delató, recibiendo la recompensa de un millón de dólares que se ofrecía, la mitad la entregó a los familiares de las víctimas. David siempre había intentado seguir el ejemplo de su hermano hasta el punto de construirse una cabaña y abandonar la sociedad civilizada. Pero al pasar cierto tiempo abandonó esta idea y regresó a su vida anterior

Durante el juicio Theodore Kaczynski rechazó a sus abogados por querer basar su defensa en una aparente enfermedad mental, y propuso que Tony Serra, un abogado celebre por defender a grupos radicales, llevase su caso. Tony Serra aceptó el caso sin cobrar pero el juez rechazó el cambio por considerar que era ya demasiado tarde.

Finalmente fue condenado a una cuádruple cadena perpetua a cumplir en una prisión de máxima seguridad, acabando con una cadena de atentados que duraron 18 años y le convirtieron en el criminal más perseguido de América del Norte.

Posiblemente la última (arriba) foto conocida de Unabomber

Según se sabe, Theodore continúa resentido con su hermano David pues no le ha respondido ninguna de sus cartas y hasta afirmó, en una reciente entrevista, que el haberlo delatado fue una forma de venganza: “creo que su sentido de culpa está sobrepasado por su satisfacción al haberse finalmente vengado de su hermano mayor”, fueron sus palabras puntuales. Por otra parte, se sabe que Theodore continúa escribiendo en la prisión, al punto de que en 2010 Feral House publicó Esclavitud Tecnológica, donde se recopilan los ensayos de Thedore más una versión corregida de su famoso manifiesto.

.

.

.

NOTA: Artículo escrito sobre un texto original de Palabras de Guerra (http://flag.blackened.net/pdg/presos/paginapresos/ted.htm)

 

 

Originally posted 2011-11-09 15:24:20. Republished by Blog Post Promoter

4 Comments »

  1. friend 5 marzo, 2013 at 5:44 - Reply

    Increíble como casi todos los asesino están comentados, y este, que tenía móviles distintos, de tipo ecológico esté siendo ignorado por el público. Eso habla de nuestra poca conciencia ecológica y de como nuestra mente bloque sistemáticamente todo lo que no nos interesa.

    Los demás mataron por traumas con las personas. El mató por un razón ecológica (pues creo que es más noble defender a la naturaleza y a los animales, que al ser humano). No me parece correcto lo que hizo. Pero si me gusta el móvil de sus crímenes.

  2. Un desperdicio de... 1 mayo, 2013 at 18:28 - Reply

    … Inteligencia, este hombre acabó la secundaria dos años más rápido de lo acostumbrado, llegó a Harvard y recibió premios por ser tan inteligente (Un IQ de 167), era el típico nerd que sacaba notas altas y, en vez de hacer algo bueno, terminó así, que lástima =(

  3. Pablo Andrés 18 octubre, 2013 at 17:29 - Reply

    Unabomber es un caso intrigante, con una mente brillante podría haber sido una persona de éxito debido a su gran inteligencia pero sus crímenes demostraban una peculiar forma de lucro Wow!!!

  4. isabelle 25 julio, 2014 at 2:59 - Reply

    amigo
    Friend concuerdo contigo completamente cuando dices q es mejor defender a la naturaleza y a los animales q al ser humano, ya q lamentablemente somos el parasito este planeta

Leave A Response »