Darya Nikolayevna Saltykova – Saltychikha

admin 17 octubre, 2012 17

La condesa Darya Nikolayevna Saltykova marcó con sangre la memoria de la Rusia feudal del siglo XVIII. Comparada con Bathory, esta violenta mujer torturó hasta la muerte a más de 130 de las jóvenes sirvientas que trabajaban en su finca. Entre otras cosas, las arrastraba del pelo, les golpeaba la cabeza contra la pared y las flagelaba salvajemente. 

Darya Nikolayevna Saltykova nació un 11 de marzo de 1730 en el seno de una familia noble de origen moscovita.  Comúnmente conocida como “Saltichikha”, la condesa Darya ha sido catalogada como la “Bathory Rusa” a causa de las más de 130 sirvientas que torturó y asesinó; según dicen y aunque quizá sea solo un mito, bebiendo la sangre de las heridas en algunas ocasiones… Sea como sea, lo cierto es que Darya confesó el asesinato de 138 sirvientes (tres hombres, el resto mujeres) y, si bien las evidencias con las cuales se la condenó apenas confirmaron 38 víctimas, los historiadores no dudan de que el número real fue, en el mejor de los casos, el confesado por la propia Darya.

.
Una joven aristócrata

Cuando el esposo de Darya murió, ella heredó su fortuna y se convirtió en la viuda más adinerada de Moscú. También heredó una finca con más de 600 sirvientes, a la cual fue a vivir con sus dos hijos. Arriba, un supuesto (es dudoso que lo sea) retrato de Darya (no hay retratos confirmados).

El abuelo de Darya había sido una figura importante en tiempos de Sofía y Pedro I y la familia de Darya estaba conectada con círculos sociales importantes como los Davidovs, los Musin, los Pushkin y los Tolstoi. Sumado a eso, la joven Darya se casó con Gleb Alekseevich Saltykova, quien era Capitán de Regimiento de la Guardia Real y pertenecía a la nobleza. Fue de ese matrimonio de donde heredó el apellido Saltykova, con el que siempre se la nombra pese a que su apellido original era Ivanova (o “Ivanov”).

Darya tuvo dos hijos con el capitán Alekseevich: Teodoro y Nicolás, quienes al igual que su padre sirvieron en la Guardia Real. Todo parecía ir bien hasta que en 1755 ocurrió el primer suceso clave en la transformación de Darya: la muerte de Alekseevich, su esposo. Tras el infortunado suceso, Darya heredó el enorme patrimonio de su esposo y pasó a ser la viuda más adinerada de Moscú, adquiriendo entre otras cosas una enorme finca (con más de 600 sirvientes) en Troitskoe, cerca de Moscú.

Después de la muerte de su esposo, Darya fue con sus hijos a vivir en la finca de Troitskoe, donde inicialmente no mostró crueldad alguna y más bien, según contaron, se la veía triste la mayor parte del tiempo. Incluso en aquel entonces se pensaba que era una buena persona, ya que había hecho donaciones a muchas iglesias y monasterios.

Pero un día apareció en su vida el joven y guapo Nicolás Tyuchev (quien sería el abuelo del conocido poeta Fyodor Tyuchev); y Darya, que estaba envejeciendo y era una mujer solitaria, se prendó y apasionó de él. Por fin Darya había encontrado algo que le animara la existencia al punto de que dejó de mostrar los ánimos acongojados con que anteriormente se le veía languidecer entre las aristocráticas paredes de su finca. Sin embargo ella no sabía que Nicolás tenía un romance con una bella chica que, a diferencia de ella, estaba en plena juventud. Lejos de ser algo ligero, en realidad el sentimiento de Tyuchev por la chica era tal que ambos se casaron por secreto en una iglesia. Darya, que se enteró prontamente de lo sucedido, entró en una crisis de celos e ira y mandó a algunos de sus sirvientes a perseguir y asesinar a la pareja, pero sus sirvientes no cumplieron con la orden y alertaron a Nicolás y a su joven esposa, de modo que ambos escaparon con prontitud hacia Moscú y luego a otra región de Rusia, quedando así fuera del alcance de la rencorosa Darya.

.
Una despechada asesina

El casamiento secreto y la huida de Nicolás Tyuchev fue el suceso que actuó como detonante definitivo del lado asesino de Darya. Según la opinión de psiquiatras actuales, Darya sufría de un trastorno psicótico epiléptico, hecho que fue clave a la hora de que, a partir del suceso referido, en ella se halla activado el deseo y la determinación de proyectar toda esa ira contra seres indefensos como las sirvientas a las cuales torturó y asesinó. Y es que esas sirvientas eran siempre jóvenes y muchas veces eran novias a punto de casarse, siendo así claro que Darya veía en sus víctimas a la mujer que había escapado con Nicolás Tyuchev.

Darya era una mujer solitaria  e infeliz que estaba envejeciendo. Cuando después se apasionó por el joven y guapo Nicolás Tyuchev, eso le devolvió las ganas de vivir. Sin embargo Nicolás se casó en secreto con una mujer joven y bella, despertando la ira y los celos de Darya, quien primero intentó en vano mandar a matarlos y después empezó a desfogar su ira torturando y asesinando sirvientas que, por su juventud y por estar a punto de casarse en muchos casos, le recordaban a la mujer con la que huyó Nicolás.

Fue así que, con la complicidad de varios sirvientes que sujetaban a las chicas y luego se encargaban de los cadáveres, Darya dio inicio a sus atroces crímenes. Al comienzo se limitaba —como castigo por limpiar o hacer mal otras tareas—a golpearlas con el rodillo de la cocina en la cabeza, luego las azotaba y muchas veces, con esa enorme fuerza que se le atribuía, las tomaba del cabello, las arrastraba y les golpeaba la cabeza contra la pared, una y otra vez… Después hizo cosas como tirar de las orejas de las víctimas con pinzas calientes, lanzarles agua hirviendo, chamuscarles el cabello o arrancárselo brutalmente, romperles los huesos o dejarlas atadas y desnudas al aire libre, donde morían por frío y hambre. También se sabe que torturó a muchos sirvientes hombres que estaban de novios a punto de casarse, principalmente azotándolos durante largos periodos de tiempo. De esa forma murió Chrysanth Andreev, quien en noviembre de 1759 fue azotado durante casi todo el día hasta que finalmente expiró, cosa ésta que Darya, al igual que con Luchian Mikheev en septiembre de 1791, no la había programado.

.
Los débiles piden justicia

Como era de esperarse, las quejas de los campesinos empezaron a surgir e incluso se dieron 21 denuncias por escrito. No obstante las autoridades no hicieron prácticamente nada e incluso tuvieron la vileza de sancionar a algunos denunciantes, todo por la alta posición social de Saltykova y por el poder de soborno que ésta tenía.

.
Calina La Grande hace justicia

En el verano de 1762 los campesinos siervos Sakhvely Martínov y Ilyin Ermolay (quien perdió tres esposas por culpa de Darya) consiguieron escapar de la finca de Darya y llegaron hasta San Petersburgo, donde se las arreglaron para presentar un pedido escrito a la emperatriz Catalina II “La Grande”.

Catalina había quedado horrorizada e indignada con las atrocidades que en la carta se le adjudicaban a Darya. Por un lado, Catalina no quería que la sanción impuesta a Darya le causara problemas con la aristocracia, ya que esta clase social la había ayudado a alcanzar el trono; pero, por otro lado, Catalina se sentía realmente comprometida con la promesa de ser “la madre de todos los rusos” que había hecho ante sus súbditos hace pocos días atrás. Su decisión fue por ello sabia y moderada: Darya debía ser arrestada hasta que el Colegio de Justicia, tras un proceso investigativo, esclareciese la verdad de los hechos para permitir así una sentencia justa y definitiva.

Los sirvientes de Darya habían empezado a quejarse y hasta se hicieron 21 denuncias escritas, pero la alta posición social de Darya y sus sobornos hacían que las autoridades hagan caso omiso y hasta sancionen a algunos denunciantes. Sin embargo, en el verano de 1762 dos campesinos escaparon a San Petersburgo, donde consiguieron presentarse ante la Emperatriz Catalina II (arriba), quien al leer su petición e informarse de los crímenes de Darya, la mandó a detener e inició el proceso de investigaciones.

Darya permaneció arrestada por seis años en los cuales el Colegio de Justicia investigó, entrevistando a muchos testigos que usualmente no daban información por el terror de que Darya fuese liberada y ellos torturados hasta la muerte. También en esos seis años el sacerdote confesor de Darya intentó hacerla hablar, pero ésta creía que podía salir libre y por ello no confesó nada y trató de retrasar las investigaciones y sobornar a través de contactos. Pese a eso, los detectives consiguieron suficientes evidencias para declarar a Darya culpable de 38 casos de tortura y asesinato y sospechosa de 138 casos más de tortura y asesinato.

Gracias a las investigaciones, la emperatriz pudo dictar cadena perpetua para Darya en 1768. Bien pudo haber hecho ejecutar a ese “monstruo de la Humanidad” (así la llamó) aunque en 1754 se hubiese abolido la pena de muerte, pero no lo hizo porque necesitaba el apoyo de la nobleza. Sin embargo la sanción debía ser ejemplar, por lo que a Darya no solo le dieron cadena perpetua sino que además le quitaron los títulos de nobleza, las propiedades y el dinero (repartido entre sus hijos). Mas lo peor de todo lo que le hicieron fue la llamada “muerte civil”.

El 2 de octubre de 1768 se ejecutó la “muerte civil” de Darya, a efecto de lo cual ésta fue despojada completamente de sus ropas y encadenada a una plataforma en medio de la Plaza Roja. Sobre su cuello se puso un letrero que decía: ‹‹Esta mujer ha torturado y asesinado›. En esa hora cualquiera que lo desease podía insultarla, tocarla, humillarla o lanzarle piedras, pero cuentan que la gente sola la miraba con curiosidad o indignación y que nadie le lanzó una sola roca o tan siquiera un insulto. Era una situación extraña, como extraña era la mirada de Darya según dio a entender un cronista de la época al escribir: ‹‹los ojos de Darya no eran de este mundo››

.
Apagándose en la oscuridad del convento

En ese mismo 2 de octubre de 1768, tras sufrir su “muerte civil” Darya fue encerrada en el Convento Ivanovsky. La habitación había sido especialmente hecha para ella: no tenía ventanas, las paredes eran de madera y la única luz que se presentaba ante sus ojos era la de la vela que única y exclusivamente le permitían prender a las horas de la comida. El resto del día la oscuridad era absoluta y la única visita que tenía era la del guardia que le llevaba la comida, guardia con el cual se cree que tuvo un romance y que de ese romance fue que salió el hijo que parió en aquellos once años donde uno de sus pocos consuelos era el beneficio de oír (habían puesto la celda en un lugar desde el que se podía oír misa) los canticos que entonaban en los servicios religiosos que efectuaban allá, en ese mundo que, al igual que a la condesa Bathory, la había aislado a ella por las mismas razones: torturar y matar muchachas inocentes.

En octubre de 1768 Darya fue transferida a una celda en el Convento Ivanovsky (arriba). La celda no tenía ninguna ventana, las paredes eran de madera y la única luz a la que tenía acceso era la de la vela que le permitían tener solo durante las horas de comer. El único a quien solía ver era el guardia que le traía la comida, con el cual se rumorea que tuvo un romance del que salió el hijo que tuvo en los once años que estuvo encerrada en aquella oscura celda. 

Cuentan que allí, en ese mismo convento, el Departamento de Investigación y el Buró de Investigaciones Secretas enviaban a las mujeres aristócratas cuyas condenas querían mantener en secreto. En vistas a esos fines, el personal de ambas instituciones procuraba hacer pasar por locas o enfermas mentales a aquellas mujeres que se habían mostrado peligrosas por su proceder político o por cometer auténticos crímenes. Pero el caso de Darya era distinto. Nunca se pretendió aparentar que Darya era una enferma mental, ya que en realidad sí lo era…

Después de once años de confinamiento, Darya vio por fin la luz del día cuando en 1779 la transfirieron a un nuevo lugar de reclusión dentro del mismo convento. Esta vez se trataba de una cámara de piedra, adjunta al convento y provista de una ventana con persianas.

Para cuando llegó a su nuevo alojamiento, Darya se había transformado en un ser mucho más trastornado de lo que era anteriormente: escupía a los espectadores, los insultaba y empujaba un palillo a través de la ventana como para herirlos o asustarlos. Años atrás habría disfrutado del sol pero ya era tarde y los años de encierro la habían convertido en una vieja loca que no toleraba la luz, gustando así de que su oscuridad interior fuese envuelta por las tinieblas exteriores que imperaban entre aquellas duras y frías paredes de piedra.

En 1779 a Darya la transfirieron a una nueva celda del convento. Esta vez la celda tenía una ventana; pero, tras 11 años de oscuridad, Darya se había convertido en un ser perturbado que odiaba la luz y escupía e insultaba a los curiosos que se asomaban. En esa nueva celda ella envejeció, pudriéndose entre las sombras hasta que a sus 71 años la muerte acabó con ella.

En su nueva celda el tiempo pasó y a sus 71 años, a la fecha del 27 de noviembre de 1801, la muerte se la llevó para siempre, no pudiendo sin embargo llevarse el recuerdo de su nombre que, junto al de contadas infames, permanecerá por siempre en la cima de las más crueles mujeres de la historia.

Sus huesos yacen actualmente en el cementerio del Monasterio Donskoy, reposando junto a las osamentas de sus parientes.

 .

 .

FUENTES: 123 4 – 5

 

17 Comments »

  1. salvador 22 octubre, 2012 at 2:16 - Reply

    Cuando hay impunidad y el sentirse superior a los demás siempre hace que las personas cometan crímenes que van más allá de la razón.

  2. IGNACIOGEKA 4 noviembre, 2012 at 17:42 - Reply

    La personificación de una vieja bruja.

  3. cortes 23 noviembre, 2012 at 19:14 - Reply

    Me gustaba como se llevaba los castigos en la antigüedad que en realidad castigaban de forma severa a quien infringía la ley y no como ahora que los juicios para esta clase de personas son totalmente injustos con las victimas.

  4. Alvaro 16 diciembre, 2012 at 13:27 - Reply

    En el siglo XVIII se deja de llamar feudal, el feudalismo duró hasta el siglo XV

    • Nachop 8 febrero, 2013 at 6:45 - Reply

      En Rusia el feudalismo llegó hasta el siglo XX.

  5. Ana 19 diciembre, 2012 at 0:45 - Reply

    Y todo esto porque le rompieron el corazón jajajajajjaja

  6. CECILIA FLORENCIA AVARO 1 enero, 2013 at 10:56 - Reply

    Se tendría que volver a esos viejos tiempos dónde se castigaba a todo aquél que transgredía la ley sin importar edad sexo raza religión posición económica posición social nivel de educación ni grado de instrucción académica ni el estado mental de los asesinos

  7. Lita Wellington 17 enero, 2013 at 5:06 - Reply

    Esta si era una mujer extremadamente celosa, pero al final tuvo su castigo y que mas para un rico que el degradamiento en público, pero ahora con un amparo todo se soluciona, si hubiese ese tipo de castigos en la actualidad, los derechos humanos estarian ahi presenten, pero sean sinceros algunos no merecen que se les llamen “HUMANOS”

  8. Friend 23 enero, 2013 at 3:27 - Reply

    Las riquezas, como símbolo milenario del poder ….MAGNIFICAN el alcance de quienes se dejan llevar por el lado oscuro de la naturaleza humana.

  9. nerida 14 abril, 2013 at 23:54 - Reply

    al menos murió lenta y dolorosamente aunque me hubiera encantado cortarle la cara y humillarla en publico diciendo “miren a esta patética mujer que mato gente inocente por sus celos por eso morirás como debe morir una cucaracha rastrera como tu maldita demente”

  10. epona 21 abril, 2013 at 10:14 - Reply

    Nerida: la venganza nunca es buena, sólo te envenena el alma, créeme…ella sufrió mucho más así

  11. Nanananabatman 31 mayo, 2013 at 1:42 - Reply

    Bueno, nosotros los aristócratas somos asi. A veces es necesario poner un poquito de orden, ademas con el frío que hace en Rusia, la vodka se sube a la cabeza y pasan estos accidentes domésticos. Pobrecita, millonaria, solitaria, fea y con un queso atrasado que ni te explico…

  12. esalamisma 22 junio, 2013 at 22:51 - Reply

    Joder! yo cumplo el mismo dia que ella (11 de Marzo) no dejare de pensar en ella en mi cumpleaños -_-!

  13. Robles 20 septiembre, 2013 at 3:55 - Reply

    Bien ponchi

  14. Arlette 4 junio, 2014 at 15:44 - Reply

    Todo lo que una mujer puede hacer por culpa de un hombre.. se volvió loca de amor…

  15. Matias 5 julio, 2014 at 11:21 - Reply

    !!!ESTABA LOCA COMO UNA CABRA!!!

  16. MATIAS 5 julio, 2014 at 22:58 - Reply

    Interesante

Leave A Response »