21 terribles métodos de ejecución

admin 27 junio, 2013 28

ejecuciones

Veintiún métodos de ejecución que muestran las elevadas cuotas de sadismo y crueldad que el hombre es capaz de inventar a la hora de ejecutar a los reos. Parecería que fueron ideadas por verdaderos psicópatas torturadores…

A continuación les presentamos veintiún terribles métodos de tortura, capaces de mostrar contundentemente cómo la crueldad y el sadismo son capaces de instituirse al interior de sociedades en que el Poder, en su afán por conservar el orden, es capaz de recurrir a las más infames e inimaginables expresiones del terror; las cuales, en ciertos momentos de la historia, en vez de ser repudiadas por las masas son acogidas con una mezcla de temor y mórbida atracción, mezcla idónea para que, a través de la conversión del dolor en espectáculo público, la Justicia Punitiva pueda abandonarse a los más aberrantes excesos, contando siempre, para la práctica de tales excesos, con auténticos psicópatas camuflados tras la función del verdugo. Y es que, si ahondamos en la siniestra función de quien ejecuta la pena capital, veremos que, sobre todo cuando ésta tiene un carácter particularmente sádico (como las formas de ejecución que se expondrán) y es ejercida con cierta regularidad, no solo precisa de alguien con nula o mínima capacidad de empatía para su cumplimiento, sino que se ofrece como una oportunidad de dar rienda suelta al instinto asesino, aunque bajo el ala protectora de una legalidad cómplice…

ejecuciones-aguaAgua en el vientre hasta explotar

Este procedimiento consiste en introducir agua en el estómago de la víctima, inmovilizada sobre una plataforma mediante cuerdas y tornillos, y a veces también mediante alambres espinosos. La forma de introducir el agua puede variar: se pueden usar trapos húmedos que se le meten a la fuerza mientras se le vierte agua en la boca, para después sacar el trapo (que entra hasta la garganta o más profundo) desgarrándole el interior; se puede meter el agua por conductos nasales, inflando al condenado hasta que su abdomen crezca tanto que las púas de los alambres (si los hay) se le claven; o, por último, se puede usar un embudo. En cualquier caso, el proceso desembocaba en muerte cuando, estando bien hinchado de agua el condenado, los torturadores le pegaban y lo aplastaban, llegando a un punto en que le hacían literalmente estallar el estómago…

ejecuciones-tortugaTortuga

Este método fue ideado por la Inquisición Protestante, y con él se cree que ejecutaron a Santa Margaret Clitherow, una de los 40 Mártires de Inglaterra y Gales. El método consistía en desnudar al sentenciado y ponerlo en X (con brazos y piernas estirados), suspendido sobre el piso por cuatro estacas y unas cuerdas tensadas. Ahora bien, bajo la espalda del condenado se ponía una piedra puntiaguda y encima una tabla de madera sobre la que se iban añadiendo cada vez más piedras, que podían dejar de sumarse si el condenado confesaba; pero, cuando no era así, moría aplastado lenta y horriblemente, tal y como Santa Margaret, que tardó unos quince minutos en morir a causa de unos 800 kilos de peso…

Yao Zhan: partido por la cintura

ejecuciones-Yao-ZhanEste método consistía en cortar a una persona por la cintura, de modo que quedasen intactos la mayoría de sus órganos, ubicados en la parte superior. El fin de esto era que el condenado tuviese un tiempo de agonía antes de morir desangrado, ya que tendría que afrontar la realidad de ser una mitad humana…

Al respecto existe una historia escalofriante, en la que el emperador Yongle, de la Dinastía Ming, pidió ejecutar con este método a Fang Xiaoru, erudito confucianista que había sido maestro del emperador Jianwen, cuyo trono usurpó Yongle en 1402. La causa de la ejecución fue que, habiendo tomado el poder, Yongle pidió a Fang Xiaoru que le escriba su discurso de investidura, pero Fang se negó, incluso bajo la amenaza de que se asesinaría a toda su familia. Pero el cruel Yongle no solamente asesinó a toda la familia de Fang Xiaoru, sino que, al ver que éste seguía en su voluntad de oposición, lo condenó a morir partido por la mitad; y es aquí, según cuenta la historia, cuando el lúcido Fang, arrastrándose por el piso tras haber perdido su mitad inferior, saca fuerzas para empapar su mano con su propia sangre, a fin de, como último gesto de rebeldía, escribir doce veces “usurpador” en el suelo…

El Péndulo

El péndulo fue un instrumento empleado por la Inquisición Española. Ideado para causar el máximo dolor antes de la muerte, también se empleó para llenar de miedo a la víctima, extrayéndose por lo general una confesión rápida, por lo que en general se usaba más como instrumento de tortura psicológica, aunque sí llegó a emplearse como aparato de ejecución.

ejecuciones-pendulo

El método del péndulo generalmente se empleaba para torturar psicológicamente y extraer confesiones del acusado, aunque también algunos quedaron partidos por la mitad…

En este método, la víctima era primeramente asegurada en una tabla de madera con cuerdas, de modo que era imposible que se mueva. Por encima de la víctima estaba una enorme hoja metálica en forma de medialuna, que empezaba a descender poco a poco, balanceándose como un péndulo… Era algo realmente espeluznante que hacía palidecer a la guillotina, pues sobre la tabla podían terminar quedando dos mitades mediadas por un amasijo de órganos y sangre fresca…

Descuartizado por caballos

El descuartizamiento por caballos fue bastante usado por España durante la Conquista y la el período colonial, aunque también lo emplearon otros países europeos durante la Antigüedad, la Edad Media y la Edad Moderna, e incluso se usó durante la precristiana Dinastía Qin en China. Muchas personas conocidas murieron de esta forma, tales como: el clérigo francés Jacques Clément en 1589; el tiranicida (mató a Enrique IV de Francia) François Ravaillac en 1610; el casi tiranicida (intentó en vano matar a Luis XV) Robert François Damiens en 1757; el noble leonés Vellido Dolfos, que atravesó con su espada al rey Sancho II de Castilla; o el cacique revolucionario indio José Gabriel Túpac Amaru, cuya muerte en 1781, a manos de la Corona Española, tiene un valor anecdótico considerable en relación al tema del desmembramiento por caballos, ya que se cuenta que lo sobrevivió.

ejecuciones-tupac-amaru

El cacique revolucionario indio, José Gabriel Túpac Amaru (arriba), murió en 1781 a manos de la Corona Española. Primero lo intentaron descuartizar con cuatro caballos, pero su fuerza y valor eran tales que sobrevivió y, no pudiendo ser descuartizado, se lo hizo morir decapitado. Estando ya muerto, se lo descuartizó y sus partes fueron esparcidas por distintos y lejanos rincones.

Sobre el episodio histórico en que Túpac Amaru sobrevivió al desmembramiento, un testigo anónimo cuenta lo siguiente: ‹‹Se le sacó a media plaza: allí le cortó la lengua el verdugo, y despojado de los grillos y esposas, lo pusieron en el suelo: ataron a las manos y pies cuatro lazos, y asido éstos a la cincha de cuatro caballos, tiraban cuatro mestizos a cuatro distintas partes: espectáculo que jamás se había visto en esta ciudad. No sé si porque los caballos ni fuesen muy fuertes, o el indio en realidad fuese de fierro, no pudieron absolutamente dividirlo, después de un largo rato lo tuvieron tironeando, de modo que le tenían en el aire, en un estado que parecía una araña. Tanto que el Visitador, movido de compasión, porque no padeciese más aquel infeliz, despachó de la Compañía una orden, mandando le cortase el verdugo la cabeza, como se ejecutó. Después se condujo el cuerpo debajo de la horca, donde le sacaron los brazos y los pies… ››.

Aplastado por los elefantes

ejecuciones-elefanteEste método se usó en muchas regiones durante varios siglos: lo usaron los romanos, los cartagineses, los macedonios, ciertos imperios africanos, los egipcios, y sobre todo se lo empleó en las extensas regiones del sur y el sudeste asiático, sobre todo en la India, por aproximadamente 4000 años.

En cuanto a los elefantes empleados para ejecutar, al menos en India estos solían  entrenarse para tal fin, y casi siempre los conducía alguien, de modo que siempre era posible dispensar perdón —en la cultura hindú el perdón era visto positivamente, y en contextos como éste se asociaba a una cierta superioridad por parte de su dispensador— si el condenado mostraba arrepentimiento. Generalmente los elefantes jugueteaban con el condenado antes de matarlo aplastándole la cabeza o el vientre, por lo que el proceso resultaba tremendamente angustioso para el condenado. Por último, y para que tengáis una impresión viva del método, citamos un relato (recopilado en Las Anécdotas de Percy) sobre una ejecución llevada a cabo en Vadodara durante 1814: ‹‹El hombre era un esclavo, y dos días antes había asesinado a su dueño, hermano de un jefe nativo llamado Amir Sahib. Alrededor de las once fue traído el elefante, con sólo el conductor en su espalda, rodeado de nativos con bambúes en las manos. El criminal fue colocado tres yardas detrás, en el suelo, sus piernas atadas por tres cuerdas, que a su vez estaban atadas a un anillo en la pata trasera derecha del animal. A cada paso que daba el animal le arrastraba hacia delante, y cada ocho o diez pasos le dislocaba algún miembro, que cuando el elefante había avanzado unas quinientas yardas estaban ya todos sueltos y rotos. El hombre, aunque cubierto de lodo, mostraba todos los signos de vida, y parecía estar pasando por el peor de los tormentos. Tras haber sido torturado de esta forma alrededor de una hora, se le llevó fuera de la ciudad, en donde el elefante, que está entrenado para este propósito, avanzó marcha atrás y puso su pata encima de la cabeza del criminal.››

Sentándose en superficies filosas

ejecuciones-cunaLa Cuña: Usada ampliamente por la Inquisición, ésta era una enorme cuña filosa, sostenida por un soporte de madera o metal, sobre la cual se hacía sentar al condenado, el cual tenía atadas unas bolas de metal a los tobillos, de modo que el peso de las bolas metálicas hacía que poco a poco la cuña lo fuese cortando, empezando por el periné y yendo cada vez más hacia arriba…

ejecuciones-cuna-de-judasLa Cuna de Judas: Inventado por el jurista italiano Ippolito de Marsili (1450-1529), este macabro artefacto consistía en un trípode sobre el cual había una pirámide metálica de punta filosa. El procedimiento consistía en atar al reo desnudo a la pared, justo por encima del artefacto, con un sistema de cuerdas y correas que permitía bajarlo y subirlo a través de tirones o pesos, pero que también provocaba el descenso automático si el condenado relajaba su musculatura. Así, por lo general la Cuna de Judas se empleaba para obtener confesiones, en procesos tan perversos que se dejaba solo al condenado por la noche, de modo que éste debía sufrir por horas la tortura de combatir la somnolencia, so pena de caer encima de la pirámide puntuda, que siempre producía terribles desgarres (anales o vaginales, dependiendo del sexo de la víctima) y, cuando mataba, lo hacía a manera de un empalamiento terriblemente salvaje, ya que, al ser piramidal, hacía que las carnes se abriesen mucho más que en el empalamiento convencional… Al igual que La Cuña, este método fue empleado profusamente por la Inquisición, pero también se sabe que, en pleno siglo XX y con electrodos incluidos en el sistema de sujeción, la Cuna de Judas fue usada por al menos dos dictaduras hispanoamericanas.

ejecuciones-sierraLa sierra

Este método fue empleado en el Imperio Romano, en Medio Oriente y en partes de Asia. Consistía en desnudar al condenado, colgarlo boca abajo para que la sangre se dirija a su cabeza y así pueda permanecer sin desmayarse, y posteriormente ir serruchándolo poco a poco, desde el periné (parte ubicada entre el ano y los genitales) hasta la parte superior del cráneo. El gran problema con el procedimiento era que el cuerpo del condenado se movía demasiado por la resistencia que ofrecía a la fuerza de quienes serruchaban (se usaba una sierra grande, un verdugo tomaba un extremo de la sierra, y el otro el extremo sobrante), pero ante eso los chinos idearon una variante en que el condenado se colocaba entre dos tablas alineadas y muy bien fijadas al suelo.

El tormento de la rata

Este método, empleado en la Europa Medieval e inventado en la Antigua China, consistía en poner una jaula de hierro, abierta por debajo y con una sección abrible arriba, sobre el abdomen del condenado, que estaba siempre acostado boca arriba e inmovilizado.  Dentro de la jaula se introducía por arriba una rata, tras lo cual se cerraba la jaula y se empezaba a calentar la parte superior de la misma, a fin de que la rata se desespere e intente escapar del calor cavando en el vientre del condenado… Algunas veces se usaba para obtener confesiones, pero otras para ejecutar, y podía introducirse más de una rata en la jaula.

Ling Chi: Muerte por mil cortes

ejecuciojes-ling-chiEsta forma de ejecución recibe su nombre porque, en ella, el condenado es primeramente drogado con opio (para que aguante el dolor) y atado a un poste, pero después sufre un proceso en el que se le hacen numerosos cortes de carácter no letal: se empieza por sus muslos y pechos, se continúa por manos, brazos y piernas, y así se va poco a poco realizando cortes por doquier, cortes que son cada vez más profundos y dolorosos, y en los cuales se van arrancando pedazos del condenado, y poniéndolos frente a éste, que permanece consciente gracias al opio, pudiendo así experimentar un tormento moral y emocional además de un mero suplicio físico. Y es que, lo que hace realmente espantosa esta forma de ejecución, es que el condenado es forzado a ser testigo del proceso de desintegración física que le conduce a su muerte, siempre dada a través de la decapitación o la extirpación de un órgano vital.

Esta cruel práctica se usó hasta principios del siglo XVIII, y estaba fundamentalmente dirigida a siervos que matasen a sus amos o a cualquiera que cometiese delitos de lesa majestad. No obstante, se sabe que hasta inicios del siglo XX se practicó, pues el último caso conocido (esto no quiere decir que no haya habido más después) fue el de Fu-zhu-li, ejecutado en Pekín un 10 de abril del año 1905…

Necklacing

ejecuciones-necklacingEl necklacing consiste en poner un neumático con gasolina alrededor del cuello o el pecho y los brazos de una persona, encendiéndolo a fin de que la víctima muera tras un intenso periodo de sufrimiento que puede durar hasta 20 minutos y en el cual se dan terribles quemaduras previas a la muerte.

El método se originó en Sudáfrica, en el contexto de los enfrentamientos (ligados al problema del Apartheid) que, durante 1980 y 1990, tuvieron lugar entre el Congreso Nacional Africano (CNA) y el Partido de la Libertad Zulu Inkatha. Se usó contra los negros que, o bien colaboraban con el poder blanco, o bien no participaban en las revueltas. Posteriormente volvió a usarse en Sudáfrica durante el 2008, por parte de los sudafricanos negros y en contra de inmigrantes negros de otras partes de África. Así mismo, el necklacing ha sido usado: en Haití, durante el periodo de transición democrática y en contra de los partidarios del dictador Jean Claude Duvalier; en Brasil, por parte de los narcotraficantes, quienes lo llaman “microondas” y hasta lo usaron contra el periodista Tim Lopes; y en Sri Lanka, dentro de la insurrección armada dirigida por Janatha Vimukthi Peramuna.

Corbata colombiana

Este método de ejecución comenzó a popularizarse en los tiempos en que la guerra entre Pablo Escobar y la Policía se recrudecía en las calles de Medellín. Actualmente la emplean principalmente los cárteles de droga, tales como los que existen en México.  El método consiste en hacer un corte en la garganta de la víctima, meter la mano por el hueco hecho con el corte, tomar la lengua del prisionero, y jalar fuertemente de ésta hasta sacarla por el hueco de la garganta y dejarla allí colgando a modo de corbata. Al igual que en el Ling Chi, el propósito es causar tormento psicológico además de físico, ya que la víctima, antes de morir desangrada, tendrá unos momentos para contemplar horrorizada su nueva y macabra corbata…

Cocinado en un recipiente

ejecuciones-toro-de-falarisEl Toro de Falaris: Este perverso artefacto fue empleado por los romanos (sobre todo contra los cristianos) y por la Santa Inquisición durante los siglos XVI, XVII y XVIII. El gran filósofo griego, Aristóteles, menciona al Toro de Falaris dentro de su Ética a Nicómaco, en la parte en que habla de las acciones depravadas… En efecto, este depravado invento fue creado, según la leyenda, por el escultor y metalúrgico ateniense Perilo, quien se lo regaló a Falaris, tirano de Sicilia, con la intención de que éste lo empleé para ejecuciones; pero el tirano, disgustado por la malicia del inventor, lo condenó a ser la primera persona en probar el invento…

La ejecución por Toro de Falaris consiste en meter al condenado en un toro de bronce, que está hueco por dentro y, en algunos modelos, presenta conductos para la salida del humo (con olor a carne quemada e inciensos que metían) y tubos en el interior de la garganta del toro, a fin de que estos tubos, que desembocaban en la boca de la efigie, permitan que los gritos del condenado se escuchen con más potencia y claridad, semejando además ser gritos del toro en las llamas, ya que la efigie, con el condenado adentro, se colocaba sobre una hoguera hasta reducir a cenizas a quien estaba dentro de ella…

La olla gigante: Este método consiste en poner al condenado en una olla gigante llena de agua, y cocinarlo allí a fuego lento, hasta que muera… Su uso ha estado presente en diversas culturas a lo largo de la historia; por ejemplo, estudios arqueológicos encontraron evidencia de que el método se en la Antigüedad dentro de China, y se sabe que durante el reinado de Enrique VIII (en Inglaterra) fue legal y se lo aplicó a envenenadores, al igual que, durante la Edad Media, Holanda lo empleó contra los falsificadores, y la Inquisición contra las “brujas”.

Comido por gusanos

ejecuciones-artesaEste método tiene distintas variantes. En la del burro (también podía emplearse otro animal, pero el burro era la opción favorecida), el condenado era desnudado y metido dentro de un burro muerto y entonces las larvas de las moscas confundían el tejido vivo del humano con el tejido putrefacto del animal, devorando a ambos… En la de la artesa (mal conocida como “el tronco”), que es la más importante y es originaria de Persia, sería mejor, quizá para que os transportéis algo en el tiempo, recurrir a las palabras del historiador griego Plutarco, quien describe en Vidas Paralelas el método, cuando cuenta lo que el rey persa Artajerjes II hizo con el eunuco Mitridates: ‹‹Mandó pues, que a Mitridates se le quitara la vida, haciéndole morir enartesado, lo que es en esta forma: tómanse dos artesas hechas de madera que ajusten exactamente la una a la otra, y tendiendo en una de ellas supino al que ha de ser penado, traen la otra y la adaptan de modo que queden fuera la cabeza, las manos y los pies, dejando cubierto todo lo demás del cuerpo, y en esta disposición le dan de comer, si no quiere, le precisan punzándole en los ojos; después de comer le dan a beber miel y leche mezcladas, echándoselas en la boca y derramándolas por la cara: vuélvenle después continuamente al sol, de modo que le dé en los ojos, y toda la cara se le cubre de una infinidad de moscas. Como dentro no puede menos de hacer las necesidades de los que comen y beben, de la suciedad y podredumbre de las secreciones se engendran bichos y gusanos que carcomen el cuerpo, tirando a meterse dentro. Porque cuando se ve que el hombre está ya muerto, se quita la artesa de arriba y se halla la carne carcomida, y en las entrañas enjambres de aquellos insectos pegados y cebados en ellas. Consumido de esta manera Mitridates, apenas falleció el decimoséptimo día.››

Ser despellejado vivo

ejecuciones-desollamientoEste método consiste en arrancarle la piel al condenado mientras está vivo, y muchas veces, a lo largo de la historia, ha sido acompañado por la exposición pública de la piel del desollado, manifestando con ello el poder del Estado y el terror que éste ha aspirado a infundir en los momentos más oscuros de nuestras civilizaciones. El método fue practicado por asirios, egipcios, aztecas, chinos, europeos en la Edad Media, entre otros. E inclusive, tal y como expone el filósofo francés Michael Focault en su obra Vigilar y Castigar, esta atroz forma de ejecución aún persistía en la Francia de comienzos del siglo XVIII.

En cuanto a la forma en que se realizaba, en la Edad Media era usual que se iniciase con un gran corte en forma de T en la espalda, desde el cual el verdugo iba tirando la piel, tratando siempre de hacerlo de un solo tirón y causando la menor hemorragia posible. Esa era la manera más común de desollamiento, pero también se podía ejercer con ayuda de herramientas, como los garfios de hierro, los ganchos con “forma de uña de gato”, las úngulas, los rastrillos, las pinzas de hierro, o inclusive pedazos de vidrio o cerámica rota.

Por último, un caso conmovedor de desollamiento es el de la virgen búlgara Santa Zlata de Maglene, quien fue secuestrada por un grupo de jóvenes turcos y, dado que se negó a casarse con el líder del grupo (principalmente porque esto implicaba su conversión formal e inmediata al Islam), fue desnudada, colgada de un árbol y desollada por sus salvajes secuestradores, quienes poco a poco le fueron arrancando a tirones la piel…

La gota china

ejecuciones-la-gota-chinaEste sádico método, originario de China, se usaba tanto para torturar y obtener confesiones, como para matar de una manera particularmente larga y psicológicamente cruel. En él, se ataba al condenado, generalmente acostándolo sobre una plataforma, y encima se colocaba un dispositivo que funcionaba como un gotero, del cual iban cayendo gotas de agua a intervalos regulares de unos cinco segundos, siempre sobre el mismo punto, que solía ser la frente (si estaba acostado) o la parte superior de la cabeza (si estaba sentado) del condenado, al cual solía meterse en un cuarto totalmente oscuro, para aumentar con ello su tormento psicológico. Según se sabe, el condenado tardaba días en morir, y bien podía morir porque la gota terminaba erosionándole el hueso, o porque le daba un paro cardíaco, ya que no podía dormir bien a causa de la gota, además de que padecía hambre y sed, y siempre terminaba volviéndose loco antes de expirar.

Devorado por las hormigas

ejecuciones-melazaSe cree que, tanto los nativos de Norteamérica como de algunas partes de Latinoamérica, tenían como método de tortura y ejecución el enterrar al condenado hasta el cuello o atarlo a un árbol, en cualquiera de los casos cerca de uno o más hormigueros, ya que posteriormente se le untaba miel y se dejaba que las hormigas le piquen. Esta práctica, lejos de desaparecer, parece que todavía sobrevive en ciertas comunidades indígenas, muestra de lo cual es lo que sucedió con el asesino serial Pedro Alonso López cuando un grupo de indígenas lo capturó en Perú. Cuenta Pedro al respecto: “Los indios en el Perú me habían atado y enterrado en la arena hasta el cuello cuando se enteraron de lo que les había estado haciendo a sus hijas. Me habían cubierto de miel y me iban a dejar para ser devorado por las hormigas”

La barra candente y la espada

Muchos conocen que Vlad Tepes fue el gran practicante del empalamiento, método que consiste, en su forma canónica, en introducir una estaca o palo en el recto del condenado, traspasándolo y dejándolo allí, hasta que muera tras un lento proceso de agonía. Ahora bien, el empalamiento, entre sus múltiples variantes, tenía la de la espada y la barra de hierro hirvientes. En la primera, en lugar de introducir una estaca, se introducía una espada al rojo vivo en el recto del condenado, de modo que moría mucho más rápido que en el empalamiento normal, porque la espada, al estar hirviendo y ser filosa, podía traspasar su carne como mantequilla. Cosa semejante sucedía cuando lo introducido era una barra de hierro al rojo vivo, solo que en este caso el condenado no moría tan rápido, aunque, a diferencia de la variante de la estaca, aquí la barra de hierro, dependiendo de su punta y grosor, podía terminar surgiendo por el cráneo del condenado…

Águila de sangre

ejecuciones-aguila-de-sangreEste método se menciona en la literatura de ciertas sagas nórdicas, supuestamente como rito de sacrificio humano. Consistía en abrir al condenado desde la columna vertebral, cortando y abriendo las costillas de forma que semejen alas manchadas de sangre y los pulmones queden expuestos hacia afuera. Lastimosamente la víctima no moría instantáneamente, y tenía unos momentos de intenso sufrimiento, en los que se espolvoreaba sal (cal según ciertas fuentes) sobre la herida…

Se cree que, entre las víctimas posibles de este método, pudieron estar el rey Edmundo Mártir de Anglia Oriental, el príncipe Halfdan Haleg de Noruega, el rey Máel Gualae de Munster, y el arzobispo Ælfheah de Canterbury. No obstante su veracidad histórica no es unánimemente aceptada, pues para algunos historiadores responde a una mala interpretación del folclore y la mitología, aunque lo más probable es que sí haya sido una práctica históricamente auténtica. En todo caso, y para que os hagáis una idea viva, podemos citar un pasaje de la Saga Orkneyinga: ‹‹A la mañana siguiente, cuando hubo luz fueron a buscar hombres en las islas por si alguno había escapado; y cada uno fue matado sobre el terreno nada más levantarse. Entonces el conde Torf-Einarr dijo estas palabras: “no sé lo que veo en Rinansey, a veces esto sucede, pero a veces esto se postra, que ni es ave o un hombre, iremos a ello.” Allí encontraron a Halfdan Piernas Largas, y Einar los hizo esculpir a un águila sobre su espalda con una espada, y cortar todas las costillas de la columna vertebral, y exponer los pulmones allí fuera, y le ofreció a Odin por la victoria ganada; entonces Einar cantó.››

Traspasados por el bambú

ejecuciones-bambuDurante la Guerra de Vietnam (1955-1975), el Ejército de Vietnam del Norte empleó, contra elementos traidores de sus propias filas, contra civiles acusados de cooperar contra el enemigo y contra prisioneros, una peculiar forma de empalamiento en la cual se ataba a la víctima a un tronco de bambú, dando como resultado un período de intensa tortura antes de la muerte final, ya que, como el bambú crece con gran rapidez, las ramas de la planta iban creciendo a través del cuerpo de la víctima, traspasándola y destrozándola… Además de los vietnamitas, también los japoneses fueron acusados de emplear el método durante la Segunda Guerra Mundial, y anteriormente, en el siglo XIX, se cree que los malayos lo usaron contra los tailandeses en la invasión de Kedah en 1821, y también se sospecha de que el método era una forma de castigo practicada en Ceilán (India) a inicios del siglo XIX.

Muerte con metales fundidos

Este método, practicado por la Santa Inquisición, se ejercía generalmente con un aparato (inventado por la Inquisición…) que parecía un aspersor de agua bendita, pero que en realidad contenía plomo fundido en un extremo, y estaba diseñado de tal forma que soltaba gotas de plomo como si fuesen agua bendita. Estas gotas por lo general bastaban para extraer confesiones, pero en muchos casos mataban de dolor al condenado… En su otra variante conocida, el método de metal fundido consistía en verter plata derretida sobre los ojos del condenado…

 .

FUENTES: 12345678910 – 11121314151617181920 – 21222324252627 282930 – 313233 – 343536

 

28 Comments »

  1. Abbygator 28 junio, 2013 at 1:35 - Reply

    Qué maravillas… <3

  2. Gilboo 28 junio, 2013 at 2:43 - Reply

    Sacabas toda la sopa con esas torturas si es que no te morías antes

  3. daniel 29 junio, 2013 at 1:23 - Reply

    El método de la corbata que en realidad se denomina “cortecorbata” no fue en realidad muy utilizado, prácticamente no lo fue en la guerra de los 80´s del narcotrafico; de hecho tiene raices mas antiguas en el contexto del conflicto colombiano, usado en la guerra partidista en los años 50 o 60; por los grupos de asesinos de uno u otro partido buscando amedrentar poblaciones enteras a causa del miedo que causaba encontrar a una persona ejecutada de esa manera; les recomiendo el libro “condores no entierran todos los dias” novela sobre la guerra bipartidista, corto consiso, y lamentablemente pertubador por lo real

  4. epona 29 junio, 2013 at 22:53 - Reply

    Lo retorcida que puede llegar a ser la mente humana…

  5. Erubey 1 julio, 2013 at 5:02 - Reply

    Eso de la corbata aquí en México no es usado como dice el articulo , ya que no hay ninguna evidencia que haga constar de este hecho.

    • admin 3 julio, 2013 at 14:57 - Reply
    • Mr who 7 julio, 2013 at 12:16 - Reply

      ¬¬…. Creo que no leíste bien, en el artículo decía que este método fue utilizado en COLOMBIA…. COLOMBIA!! ¬¬

      • Lily 15 julio, 2013 at 17:27 - Reply

        El que no leyó bien, fue otro..
        te cito: ”Este método de ejecución comenzó a popularizarse en los tiempos en que la guerra entre Pablo Escobar y la Policía se recrudecía en las calles de Medellín. Actualmente la emplean principalmente los cárteles de droga, tales como los que existen en México.”
        Mexico.. Mexico ¬¬

        jajajajajaja

        • Peccavimus the Ripper 20 noviembre, 2013 at 17:33 - Reply

          Si, y aun tiene raices anteriores, las mafias sicilianas ya lo utilizaban antes, que mas da eso?

  6. BACCABB 4 julio, 2013 at 19:14 - Reply

    Que genial, hasta donde llega la mente retorcida de los seres humanos

  7. JULI 4 julio, 2013 at 19:16 - Reply

    El método de corbata colombiana se estableció desde los inicio del partido conservador y liberal colombiano, desde el año 1849 se le daba este castigo al enfrentarse la lucha entre partidos. Si una persona decía que era del simpatizante contrario generalmente se le daba esta tortura. En la mayoria de veces se daba esta tortura a los campesinos que no tomaban partido sino por la influencia de sus amos en esa epoca

  8. Tiquitoc 7 julio, 2013 at 23:51 - Reply

    Faltaron algunos aparatos que son dignos de mención, como la cigüeña, el potro, la silla de las brujas, entre otros.

    Aún así, el artículo es bastante bueno, y nos da a entender lo perversa que puede ser la mente humana, así mismo, como los principios científicos de tales artefactos, pueden usarse para bien, les recomiendo el programa de Discovery Channel: Máquinas de Maldad…

  9. Paul 15 julio, 2013 at 8:18 - Reply

    El toro de Falaris mencionado por Dante Alighieri en la Divina Comedia…y el el videojuego de Max Payne 3 ambientado en las fabelas brasileñas matan a algunos personajes del juego con el Necklacing

  10. edwin aguilar 18 julio, 2013 at 22:23 - Reply

    El péndulo se piensa que hacía eso, pero no es posible ya que la fuerza del péndulo no era suficiente y además se atascaría antes de rebanarte

  11. Marii 20 julio, 2013 at 12:27 - Reply

    No tienes metodos mas aplicados? vamos a decir que menos antiguos?….

  12. Andrómeda 29 julio, 2013 at 16:26 - Reply

    Faltó ”La Refalosa”, método empleado por La Mazorca

  13. jorge 3 agosto, 2013 at 3:52 - Reply

    Exelente ojala se puedan agregar otras mas formas de tortura y ejecucion

  14. vicky pietrocola 7 agosto, 2013 at 21:17 - Reply

    muyyyy buennn informe,lo q es la mente no ??

  15. FRANLIZ FIGUEROA 10 agosto, 2013 at 0:45 - Reply

    NOSOTROS LOS SERES HUMANOS SOMOS CRUELES!. ESTOY HORRORIZADA!

  16. saritademon 13 agosto, 2013 at 3:46 - Reply

    No es nada maravilloso, solo te hace pensar que demonios tenian en la cabeza?!

  17. Anonimo 13 agosto, 2013 at 5:23 - Reply

    Olvidaron definitivamente este: http://en.wikipedia.org/wiki/Hanged,_drawn_and_quartered lo usaban los britanicos por gran traición, el famoso William Wallace fue ejecutado asi.

    Saludos.

  18. Galilea 14 agosto, 2013 at 21:11 - Reply

    Lo que me gustó mucho fue cuando al inventor del toro le tocó morir por su propio invento, porque cómo las personas son capaces de producir semejante dolor sin ni siquiera pensar que tal vez fueran ellos

  19. Alexsa1781 19 septiembre, 2013 at 1:37 - Reply

    Es obvio, que el ser humano, es la peor especie que ha creado la naturaleza, que pena…

  20. Leo 11 noviembre, 2013 at 4:43 - Reply

    Los humanos son una bosta, antes hoy y siempre lo seran.
    Estos inventos para torturar lo demuestran.

  21. ceci 29 diciembre, 2013 at 9:00 - Reply

    ¬¬ me dio cosita

  22. Agus 3 enero, 2014 at 7:14 - Reply

    Quise ordenarlos del menos doloroso al peor, pero no pude, todos son demasiados sádicos D:
    No sé podría utilizar alguno Actualmente con personas que realmente se lo merecen?, no sé, sólo digo xd

  23. Airon 21 febrero, 2014 at 18:30 - Reply

    La mayoria fuenon creadas por la santa cristiandad.

  24. Mila 9 mayo, 2014 at 1:54 - Reply

    El que más me puso a pensar fue sin duda el de la Gota China… No es tan sangriento ni escandaloso como los otros que mencionaron, pero debe ser un completo infierno psicológico esa tortura; nada más imaginarme estar en un cuarto completamente oscuro con una gota cayendo sobre mi frente cada 5 segundos, sin poder dormir, nada… Completamente desesperante.
    También es bastante curioso el de ser traspasado por un bambú, joder…
    Gracioso que llamaran más mi atención esos dos métodos que los otros ¿no?
    Pero, en fin, la crueldad de la mente humana no tiene límites, y aunque pocos llegan a desarrollarla, esos pocos logran un gran daño… Asquerosos y repugnantes, eso somos.

Leave A Response »